Información de contacto

New York +(123) 456 -7890 innovio@mikado-themes.com 184 Main Street Victoria 8007
Síguenos en

Los marcadores discursivos: relevancia y argumentación

Desde el marco de la Pragmática, los marcadores discursivos se han visto como modificadores del significado de los enunciados. Leamos las palabras de M. Zorraquino al respecto:

El concepto de marcador discursivo remite a aquellas palabras que hacen referencia al proceso de enunciación, donde influye la posición del hablante con respecto a lo que está diciendo, la presencia de alguien que supuestamente está escuchando y la co-referencia a sendos contextos, discursivo y mental (de conocimientos, creencias, etc.), compartidos por hablante y oyente. Los marcadores del discurso se pueden ver como las huellas léxicas del propio procesamiento del discurso durante la interacción .

Los estudios de Diane Blakemore , enmarcados dentro de la Teoría de la Relevancia, han puesto de manifiesto el significado procedimental o procedural (según las traducciones) de estas partículas en el discurso. Tal y como nos explica E. Montolío , desde esta perspectiva teórica, los conectores se entienden como pistas que el hablante utiliza a fin de dirigir cooperativamente el proceso interpretativo de su interlocutor. Su función principal sería la de imponer restricciones respecto a cuál debe ser el contexto en el que el enunciado que los contiene debe interpretarse, y en consecuencia, guían la trayectoria para acceder a dicho contexto, a través del reforzamiento de unas inferencias o la eliminación de otras que equivocadamente pudieran suponerse. En otras palabras, los conectores y otras partículas se conciben como instrucciones metapragmáticas para procesar la información nueva en el contexto cognitivo adecuado.
La Teoría de la Argumentación, por su parte, también coincide con esta visión de los marcadores discursivos. Al igual que Blakemore, Anscombre y Ducrot estudian el modo en que estas partículas influyen en la consecución de los enunciados posteriores. Estos autores, junto con la nómina de investigadores españoles que han utilizado su marco de análisis a la hora de establecer la función y el significado de estas partículas (M. Tordesillas, C. Fuentes, J. Portolés, etc.), han hecho también aportaciones teóricas interesantes, de las cuales vamos a destacar las siguientes:

  1. La distinción entre los marcadores que son operadores y los marcadores que son conectores argumentativos.
  2. El estudio del significado de los marcadores en función de la Teoría de los Topoi.
  3. El estudio del significado de los marcadores a la luz de la Teoría Polifónica.

La primera y segunda cuestión ya se trataron en el capítulo anterior. Hagamos aquí una breve introducción a la última Teoría, la última aportación teórica de los autores de la Teoría de la Argumentación, y a la luz de la cual se han estudiado muchos marcadores del discurso en español (por ejemplo, y ). Nos apoyamos en J. Portolés , para la explicación de la misma.

Ducrot mantiene que el hablante no ha de ser concebido como una unidad. En cada acto de habla los seres humanos ponemos en juego tres tipos de personajes: el sujeto empírico, el locutor y el enunciador. El sujeto empírico es la persona real, el locutor es el que mantiene una posición discursiva, mientras que el enunciador es el que defiende un punto de vista determinado.

Citando un ejemplo de J. Portolés, un padre y una madre pueden ser delante de su hijo dos sujetos empíricos y un mismo locutor, ya que representan delante del hijo una misma voz.

Post a Comment