Información de contacto

New York +(123) 456 -7890 innovio@mikado-themes.com 184 Main Street Victoria 8007
Síguenos en

Clasificación de los marcadores del discurso

A continuación, presentamos una de las clasificaciones más sistemáticas que se han presentado dentro de los estudios de marcadores discursivos en español en el mundo académico hispanohablante. Existen otras tipologías como las ofrecidas por L. Cortés , A. Briz o C. Fuentes 2, pero buena parte de los criterios de estas clasificaciones son de naturaleza estructural, esto es, clasifican el marcador discursivo en función de unidades discursivas como acto, micro-acto, secuencia, etc. La implementación computacional de esta clasificación pasaría por la existencia de un corpus de textos anotados ya previamente en estas unidades estructurales. Sin embargo, C-Oral-Rom, como ya explicaremos en el capítulo correspondiente, solo está etiquetado en turnos y unidades prosódicas (unidades tonales y enunciados). Nos interesa por tanto la clasificación de J. Portolés porque basa su clasificación en el tipo de operación discursiva.
Veamos la tabla 3.1 que hemos extraído de la obra de estos autores :

ESTRUCTURADORES DE LA INFORMACIÓNComentadorespues, pues bien, así las cosas…
Ordenadoresen primer,segundo lugar …
Digresoresa propósito …
CONECTORESConectores aditivosAdemás, encima, aparte, …
Conectores consecutivospor tanto, en consecuencia, …
Conectores contraargumentativosen cambio, por el contrario, por contra, antes bien, sin embargo, no obstante, con todo, etc.
REFORMULADORESExplicativoso sea, es decir, esto es …
De rectificaciónmejor dicho, mejor aún …
De distanciamientoen cualquier caso, en todo caso
RecapitulativosEn suma, en conclusión …
OPERADORES ARGUMENTATIVOSOperadores de refuerzo argumentativoen realidad, en el fondo, de hecho
Operadores de concreciónpor ejemplo, en particular, …
MARCADORES CONVERSACIONALESDe modalidad Epistémicaclaro, desde luego, por lo visto
De modalidad Deónticabueno, bien, vale, etc.
Enfocadores de Alteridadhombre, mira, oye, etc.
Metadiscursivos Conversacionalesbueno, eh, este, etc.

Como se verá en el siguiente capítulo, en el que explicamos el modo en que hemos clasificado semánticamente los marcadores del discurso de C-Oral-Rom, convenimos con esta clasificación en su fundamentación teórica, pero de cara a la formalización tiene una serie de desventajas que dificultan su implementación computacional. Veamos por qué.
En primer lugar, en esta tipología se diferencian cuatro grandes grupos de marcadores: estructuradores de la información, conectores, reformuladores, operadores argumentativos y marcadores conversacionales. No queda explicitado si los estructuradores de la información, los reformuladores y los marcadores conversacionales son o no conectores u operadores. Por tanto, en esta clasificación, la primera gran división está expresando simultáneamente dos tipos de información: la operación discursiva (ordenación discursiva y reformulación) y la categoría pragmática (conector u operador).
En segundo lugar, se diferencian los marcadores de concreción, pero ¿dónde están los de generalización como en general o generalmente o por regla general? Si se distingue una operación como la concreción, por qué no se hace otro tipo para la generalización.
En tercer y último lugar, el último grupo, el de los marcadores conversacionales recoge una tipología de fenómenos: modalidad epistémica, deóntica, enfocadores de alteridad y metadiscursivos, que poco tienen que ver entre sí, y que se han puesto junto bajo un criterio, esto es, ser propios de registro conversacional/oral, que no se aplica a la hora de clasificar el resto de los tipos de marcadores. Esto es, deben aplicarse los mismos criterios o parámetros para toda la clasificación de estas partículas en familias lingüísticas. Todas las clases deberían haberse definido en función de los parámetros seleccionados: conector u operador, tipo de operación discursiva y, por último, tipo de registro; y no unos tipos en función de si es conector u operador mientras que otros, en función de una operación o registro discursivo determinado, como el último grupo. Esta cuestión de los criterios de clasificación a la hora de establecer taxonomías tiene una enorme importancia en la Lingüística Computacional, entiéndase por tanto la crítica desde esta perspectiva.
Por último, no se diferencia entre modalidad epistémica y evidencialidad. Por lo visto es un marcador evidencial, muy diferente a claro y desde luego, que son intensificadores de la certeza que el hablante tiene sobre el valor de verdad del enunciado.
En este trabajo se propone ir de la semántica a las categorías léxicas y además, separar cada tipo de información en un sistema rasgos. En nuestro etiquetado, habrá un rasgo para cada fenómeno, y cada rasgo tendrá sus propios valores, de esta manera, por ejemplo, habrá un rasgo que sea modalización discursiva, y sus valores serán intensificación o atenuación.

Post a Comment