La primera biblioteca pública tras la caída del Imperio Romano no se fundó hasta el siglo XVII y corrió a cargo de filántropos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *