En la evolución de las lenguas naturales, ocurren dos fenómenos ya descritos por los lingüistas, que se llaman lexicalización y gramaticalización.

En la lexicalización, las palabras que antes tenían un significado gramatical, se llenan de significado, y pasan a ser referenciales, es decir, a denominar una cosa del mundo real.

En cambio, durante el proceso de gramaticalización, las palabras que antes eran léxicas, es decir, que estaban llenas de significado sobre la vida real, ahora, poco a poco se van vaciando y pasan a tener un significado gramatical, esto es, pueden convertirse en un morfema de número, un pronombre, una marca de tiempo o aspecto verbal, etc.

Pero qué ha ocurrido con la palabra ambos o ambas? Por qué la gente siente la necesidad de complementarla con otra palabra con el mismo significado?

El diagnóstico más a mano sobre este fenómeno sería el de señalarlo como un caso de pleonasmo, como el clásico ejemplo de subir para arriba.

Y sí, es verdad, si estuviéramos en 4 de la ESO, el profesor tendría que darnos esta explicación o análisis lingüístico como válido, puesto que se sobreentiende que el hablante está haciendo énfasis, repitiendo lo ya obvio, para mejorar la expresividad de la palabra.

Pero ¿se puede profundizar más y llegar a psicoanalizar al hablante encontrando otra explicación no ya dentro del mundo de la retórica, puesto que el pleonamos es una figura retórica, sino dentro de la teoría gramatical?

Si a mí me hicieran esta pregunta yo lo explicaría como un caso de desgaste semántico de una palabra gramatical, cuya fuerza semántica se está perdiendo, muy probablemente por la falta de uso, y por lo tanto, el hablante, que lo quiera o no, tiene una subconsciencia lingüística, siente que esta palabra ya no tiene todo su potencial semántico en activo, y, en aras de ser comprendido sin ninguna ambigüedad por su interlocutor, decide reforzarla, bien de forma seria, bien en clave de humor, como hizo, dicho sea de paso, el otro día Bustamante en el primer programa de la temporada de Master Chef Celebrity.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *