La teoría de la enunciación, basada en las ideas de Emile Benveniste y enriquecida posteriormente por O. Ducrot, centra al enunciado y no a la oración en el punto de mira análisis lingüístico, ya que estudia todos los fenómenos derivados del análisis de la lengua cuando se emite en un tiempo y espacio determinado y por un hablante en concreto. El estudio del hombre en la lengua, en palabras de Benveniste , es la perspectiva que enmarca estos trabajos de corte neoestructuralista. En este sentido, la enunciación se entiende como un proceso, mientras que el enunciado se entiende como un producto. Además, es importante destacar que los enunciados no tienen por qué ser oraciones de sujeto y predicado siempre. En C-Oral-Rom hay enunciados que son un sintagma o simplemente un adverbio, como por ejemplo, , o un signo paralingüístico como un asentimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *