La información sobre la realidad representada en la mente se manipula con el fin de hacer una predicción con miras a la acción. En palabras de Jose Antonio Marina : No actuamos para conocer sino que conocemos para actuar […] Lo que define una acción es la intención, el proyecto y plan que los guía.

El filósofo del lenguaje Jean Austin centró su obra en poner de manifiesto que los enunciados no solo codifican acciones Juan come patatas, sino que también realizan acciones, como por ejemplo, el enunciado, Sí, quiero dicho en una boda o Declaro la guerra a Alemania dicho por el presidente de otro país. Tanto es así que, en la comprensión total de un enunciado, buena parte de su interpretación pasa por inferir cuál es su fuerza ilocutiva, esto es, cuál es la acción que está codificando de una manera indirecta (una orden, una petición, un ruego, una disculpa, etc.). Inferir el significado de un enunciado significa hacer una predicción sobre la intención con la que el hablante ha dicho lo que ha dicho. La Pragmática Computacional debe incluir el significado ilocutivo de los enunciados como una parte relevante del significado de los enunciados. En este trabajo, haremos una primera aproximación a este tema ya que algunos de los marcadores del discurso que vamos a etiquetar codifican alusiones a las acciones contextuales, como por ejemplo, ánimo o que en paz descanse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *